Asistencia básica, para un derecho esencial


El Comedor Pedacito de Pan recibió 50 bolsas de alimentos


A fines de agosto el Comedor Pedacito de Pan recibió asistencia alimentaria mediada por el OPNyA (Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia). La misma consistió en 50 bolsas de alimentos para repartir a las familias del barrio.

En todos estos meses de ASPO esa fue la primera vez se recibió este tipo de asistencia, tal y como como venimos manifestando e intentando visibilizar, y motivo por el cual venimos apelando a la colaboración de la comunidad.

Lo que recibió el Comedor, no es una donación, es asistencia básica, primaria, para atender a un derecho esencial.

Por un Estado que llegue al territorio con políticas concretas orientadas a la restitución de derechos!!

Compartimos el texto que escribió una de nuestras compañeras porque expresa lo que sentimos como organización cada vez que vemos lo que ocurre en el barrio. Y porque nos motiva a seguir creyendo en algunas cosas...

La Olla llenando vacíos (por Ana Laura Pérez de La Serna)

“Entre tanta incertidumbre que amenaza con desestabilizar, con encontrarnos desencontrados que no falten los barrios organizados.

Para continuar leyendo click aquí.





Mes de las Niñeces


En este #MesDeLasNiñeces decidimos que sean elles, les niñes, quienes hablen, se expresen y nos cuenten qué van a hacer en su día.

Deseamos que tengan una infancia libre, que sean respetadxs, y que siempre jueguen.



placa roja con el título nuestro equipo

Julio Mes Aniversario


Este mes fue un mes de festejos para Ruedat.

Sí!… aunque parezca poco oportuno en el medio de esta pandemia que nos obliga al enclaustramiento, cuando no abundan los motivos.

Pero como todos los meses de julio, después de las noches más largas, el sol comienza a darnos tregua, a calentarnos todos los días un poquito más.

Para continuar leyendo click aquí.

Equipo de Ruedat junto a niños saludando en la entrada al campito

Visitamos el barrio


En tiempos de aislamiento.

La cuarentena se hace cada vez más larga de lo que pensábamos. Ante la prolongación de las medidas de aislamiento para prevenir el coronavirus decidimos visitar el barrio y como cada vez que vamos, lxs chicxs nos recibieron con mucho entusiasmo!.
Nos habían pedido que les preparáramos actividades que estuvieran relacionadas con los derechos de lxs niñxs, así que eso les llevamos.
También leyeron con atención los cuidados necesarios para prevenir el coronavirus. Hicieron hermosos dibujos del Campito, del arco iris del sol y de nosotrxs. ⁣
La contratapa de las carpetas tenían pegado un sobre donde nos dejaron cartas y mensajes que nos mostraron antes de guardar. ⁣
¡Esperamos que pronto podamos estar abrázandolxs de nuevo, cerquita como siempre!

Quienes quieran sumar sus aportes, en la sección Colaborá está toda la información necesaria para que puedan hacerlo desde sus casas.
También dejamos el link al documento que elaboramos sobre medidas de prevención del Coronavirus para leer o descargar aquí.

imagen del campito de calle 90 Villa Elvira

La jugada es colectiva


Nuestra carta.

La pausa forzada de la cuarentena y el contraste con las urgencias que impone el estado de emergencia social plantean un tiempo escindido: entre un presente que demanda soluciones inmediatas -y al mismo tiempo nos inmoviliza-, y un futuro incierto.

Esa temporalidad escindida no es nueva en este trabajo que hacemos. Con ella lidiamos desde el primer día que llegamos al barrio. Planificar se desvanecía como un “concepto de clase media” frente a la pregunta que se imponía: ¿Cómo se planifica con el estómago vacío?

Con nuestros manuales munidos de conceptos como derechos humanos, acción colectiva, justicia social, pedagogía de la presencia, etc, etc, abordamos un territorio que se nos ríe en la cara. Nos pone en ridículo. Nos marca la cancha. Así, la urgencia nos arma la agenda, y terminamos posponiendo planes, estrategias de intervención, y proyectos iniciales. El estado de emergencia no es novedad, es la constante. Primer desafío a nuestros esquemas temporales.

Para continuar leyendo click aquí.

Sumate a la Rueda Colaborá