¡Se viene la huerta
a la 90!


¡Ya estamos sembrando! Gracias por sus donaciones

El proyecto de huerta comunitaria en el barrio se está haciendo realidad. Esta semana plantamos árboles: ombú, aguaribay, fresnos. Sembramos zapallos y plantines de tomates. Y armamos la compostera.

De a poco se va sumando mucha gente del barrio: adolescentes, niñxs, y también adultxs. ¡Gracias a todxs por la fuerza y el entusiasmo para este arranque!

Compartimos el audio de la nota que dimos a Radio Estación Sur, sobre el proyecto para que puedan conocer los objetivos del proyecto y cómo surgió la idea.

Click aquí para escuchar la nota.

Si querés colaborar con este proyecto escribinos por nuestras redes sociales o por correo electrónico.



Asistencia básica, para un derecho esencial


se ven bolsas de comida, y alimentos no perecederos


El Comedor Pedacito de Pan recibió 50 bolsas de alimentos

A fines de agosto el Comedor Pedacito de Pan recibió asistencia alimentaria mediada por el OPNyA (Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia). La misma consistió en 50 bolsas de alimentos para repartir a las familias del barrio.

En todos estos meses de ASPO esa fue la primera vez se recibió este tipo de asistencia, tal y como como venimos manifestando e intentando visibilizar, y motivo por el cual venimos apelando a la colaboración de la comunidad.

Lo que recibió el Comedor, no es una donación, es asistencia básica, primaria, para atender a un derecho esencial.

Por un Estado que llegue al territorio con políticas concretas orientadas a la restitución de derechos!!

Compartimos el texto que escribió una de nuestras compañeras porque expresa lo que sentimos como organización cada vez que vemos lo que ocurre en el barrio. Y porque nos motiva a seguir creyendo en algunas cosas...

La Olla llenando vacíos (por Ana Laura Pérez de La Serna)

“Entre tanta incertidumbre que amenaza con desestabilizar, con encontrarnos desencontrados que no falten los barrios organizados.

Para continuar leyendo click aquí.





Mes de las Niñeces


En este #MesDeLasNiñeces decidimos que sean elles, les niñes, quienes hablen, se expresen y nos cuenten qué van a hacer en su día.

Deseamos que tengan una infancia libre, que sean respetadxs, y que siempre jueguen.



imagen del campito de calle 90 Villa Elvira

La jugada es colectiva


Nuestra carta.

La pausa forzada de la cuarentena y el contraste con las urgencias que impone el estado de emergencia social plantean un tiempo escindido: entre un presente que demanda soluciones inmediatas -y al mismo tiempo nos inmoviliza-, y un futuro incierto.

Esa temporalidad escindida no es nueva en este trabajo que hacemos. Con ella lidiamos desde el primer día que llegamos al barrio. Planificar se desvanecía como un “concepto de clase media” frente a la pregunta que se imponía: ¿Cómo se planifica con el estómago vacío?

Con nuestros manuales munidos de conceptos como derechos humanos, acción colectiva, justicia social, pedagogía de la presencia, etc, etc, abordamos un territorio que se nos ríe en la cara. Nos pone en ridículo. Nos marca la cancha. Así, la urgencia nos arma la agenda, y terminamos posponiendo planes, estrategias de intervención, y proyectos iniciales. El estado de emergencia no es novedad, es la constante. Primer desafío a nuestros esquemas temporales.

Para continuar leyendo click aquí.

Sumate a la Rueda Colaborá